viernes, 1 de julio de 2011

CRÍTICA EN EL COMERCIO (ÁNGEL ANTONIO RODRÍGUEZ)












Ironía, clandestinidad y síntesis

El empeño de este inédito pintor sevillano, residente en Gijón, es escudriñar el mundo desde cierta distancia y plasmar lo que advierte mediante una obra depurada, austera y afín al misterio y la esencialidad de las cosas. ‘Desde mi ventana’ es la primera exposición individual de este prometedor artista, que no renuncia a los contenidos y los mensajes pero apuesta fundamentalmente por composiciones eficaces, bajo una irónica y saludable serie temática que presenta estos días la galería Cornión.

Y es que Miguel Watio (pseudónimo de Miguel Jiménez) defiende un trabajo que, entre los recursos ‘pop’ y la metarrealidad, parece rendir homenaje a la esencia renacentista, sintetizando los dramas y las alegrías mundanas con soluciones plásticas que resultan, a veces, inquietantes y, otras veces, clandestinas. Emplea muy bien los puntos de fuga centralizados y la sección áurea, alternando el contraste compositivo, la línea clara, los colores puros y otros recursos formales para contar historias. Un prometedor artista que se suma a la nómina de esta veterana galería gijonesa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario